AMPI 2017

¿Cómo ayudar a los niños ante un temblor?

La Asociación Mexicana de Psiquiatría Infantil emite las siguientes recomendaciones:


• Los niños deben aprender a procesar lo sucedido en el temblor lo más pronto posible

• El adulto debe aprender a cuidarse a sí mismo para estar disponible emocionalmente para el niño

• Un adulto bien informado puede hacer una gran diferencia en la vida del niño

• El adulto debe transmitir afecto positivo al niño y estar dispuesto a escucharlo y darse tiempo de interactuar con él


¿Qué conductas pueden presentar los niños afectados?


Es de esperar que tengan conductas como: "hacerse pipí en la cama", estar irritables, agresivos, hacer berrinches, demandan atención constante, tienen miedo a estar solos, y pueden presentar llanto constante.

Sé comprensivo

 

¿Qué hacer?

• No los expongas a las noticias sobre el temblor

• Da explicaciones claras y sencillas sin mentir

• Permite que hablen de su experiencia o que dibujen lo sucedido

• Si juegan “al terremoto”, permítelo, están procesando la información en su mente

• Permite que traigan con ellos un peluche o foto de la familia a donde vayan.

• Asegura la comunicación constante con ellos

• Abrazarlos y besarlos, dormir con ellos si así lo piden

• Decir una oración puede ayudar a aliviar el stress

• Decirles que es normal sentirse alterados y que se vale llorar. No ocultar las ganas de llorar ante ellos. Valida y respeta sus emociones

• Enséñales a ser respetuosos con los sentimientos de los demás

• Si tú estás muy angustiado, pide ayuda a otro adulto para que te apoye con tu hijo


Estrategias

• Mantenerlos bien hidratados

• Ofrecerles colaciones de alimentos

• Ofrecerles actividad física

• El adulto debe transmitirle seguridad y calma al niño.

• Tocar al niño de las manos, si él lo permite, hablarle desde la misma altura que el niño, hacer contacto visual y hablar con un tono amable y      una expresión facial de calma

• Ayudar a que regresen a la rutina lo más pronto posible

• Permitir que expresen a través del juego y el lenguaje lo que sienten por más doloroso que nos parezca. 

• Si se muestran muy angustiados, enseñarlos a tranquilizarse a través de respiraciones profundas "como si estuvieran haciendo pompas de jabón" o "la sopita caliente" simulando que huelen la sopa y que después soplan para que se enfríe.

• Hacer ejercicios de relajación les servirá mucho a ellos y también a los padres. Es un espacio importante que beneficiará a todos.


Háganlo juntos

Esta información puede ser copiada y difundida SIN realizarle cambios descargar PDF aquí


Timber by EMSIEN 3 Ltd BG